domingo, 21 octubre 2018
Buscar Aqui
Ciudad y Estado
(ej: Miami, FL)

Visita al Odontólogo

E-mail

 

Sin duda alguna, la higiene ejecutada en el hogar, cubre un noventa por ciento de necesidades para prevenir las enfermedades de la boca. Sin embargo, el cepillado y la seda dental deben ser complementados con otros factores que ayudan a estar siempre sanos oralmente hablando. La revisión periódica, cada seis meses o cada año, evitará malestares en nuestra cavidad oral. Cómo puede ayudarme el dentista a mantener mis dientes y encías:


dientes· Revisando y limpiando tus dientes y encías dos veces por año.
· Explicándote la mejor forma de cepillarte y de usar el hilo dental.
· Asegurándose de que tus dentaduras postizas te queden bien.


Qué comer para conservar sus dientes; El enfoque nutricional para la salud bucal va más allá del no comer azúcar. La investigación indica que cada uno de nuestros 32 dientes proporciona una razón más para tener en cuenta lo que comemos.


Se sabe que los suplementos de calcio y vitamina D disminuyen el riesgo de perder los dientes en los ancianos. Como el deterioro del hueso de la cavidad bucal conduce a la caída de dientes, muchos de los mismos métodos que se utilizan para detener la osteoporosis pueden ser beneficiosos para la retención de los dientes. Para aquellos a quienes no les gusta la leche o el queso, el agregado de leche en polvo a los platos cocidos les permite consumir algo del calcio que se necesita para proteger los dientes y maxilares. Antioxidantes tales como la vitamina C y otros nutrientes en frutas y verduras ayudan a proteger las encías y otros tejidos del daño celular y la infección bacteriana. Los estudios indican que la baya de arándano evita la agrupación de las bacterias bucales antes de que éstas formen la tan dañina placa.

 
Red de Sitios Latinos
 
Latinos